Por favor, espere...

Recursos

Colegios Espíritu Santo

Rutinas de pensamiento

Contexto

Entre los años 2017 y 2019 un grupo de profesores de los colegios Espíritu Santo se capacitó en Rutinas del Pensamiento, a través de la asesoría de una docente de la Universidad de los Andes. Estas rutinas son estrategias cognitivas desarrolladas por investigadores de la Universidad de Harvard (Proyecto Zero) que promueven el Pensamiento Visible, enfoque educativo que ayuda a los estudiantes a tener conciencia de su propio aprendizaje y así comprender de manera más profunda.

Tanto la dirección del colegio como los profesores sentían que había una oportunidad de mejora en el uso del tiempo y en la posibilidad de logro de aprendizajes más significativos, es decir, invertir el tiempo de clases en lo más relevante.

Algunas rutinas

¿Que son las rutinas de pensamiento?

Son estrategias y secuencias metodológicas para fortalecer las etapas del desarrollo de la comprensión. Al comienzo los profesores deben presentar, explicar y modelar las rutinas que tendrán que utilizar a los estudiantes,  hasta que se vuelvan sistemáticas en su manera de trabajar los aprendizajes.

Las rutinas de pensamiento ayudan a trabajar diferentes habilidades en los alumnos tales como la reflexión, la expresión de opiniones, la revisión grupal en las verbalizaciones y el trabajo en equipo.

Dentro de las rutinas, las más utilizadas por el colegio son:

1. Conversación sobre el papel: estrategia que busca que el alumno tome conciencia sobre su conocimiento previo respecto a un tema específico. En general, se realiza al inicio de una unidad para conocer qué y cuánto es lo que saben sobre la unidad o tema en específico.

Paso a paso:

  • La profesora reparte papeles en las mesas con diferentes palabras o preguntas.
  • Los niños se agrupan en torno a los papeles, donde escriben y complementan lo que saben sobre esa palabra o pregunta. Idealmente dar dos minutos por grupo por papel.
  • Rotar de papel, el grupo nuevo lee las respuestas del grupo anterior y complementan lo escrito o escriben nuevas ideas.
  • Leer en voz alta lo escrito en cada papel una vez terminada la rutina. Reflexionar y comentar junto al curso las respuestas escritas, si son correctas o incorrectas y el por qué.
  • Se puede repetir la actividad al final de la unidad para contrastar información y ver cuánto han aprendido los niños.

La mayoría de las veces se prioriza hacerlo al comienzo de una unidad puesto que es una actividad que puede tomar entre 25 y 45 minutos.

 

2. Veo, pienso y me pregunto: estrategia que ayuda a los estudiantes a desarrollar sus propias  observaciones e ideas y conectar sus pensamientos previos. En general en los colegios Espíritu Santo utilizan esta rutina para introducir comprensiones de lectura y evaluar conocimientos previos antes de partir con una nueva unidad. Un ejemplo de uso es:

  • Proyectar una imagen en la sala relacionada con el texto a leer.
  • Escribir tres preguntas en el pizarrón en el siguiente orden: ¿qué veo?, ¿qué pienso? (de lo visto) y ¿qué me pregunto? (de lo que vi y de lo que pienso). Los niños observan la imagen y piensan en las preguntas.
  • Escribir las respuestas a las preguntas qué pienso y qué me pregunto en el pizarrón o los propios estudiantes pegar papeles con sus respuestas bajo cada pregunta.
  • Leer el texto en voz alta y luego de forma individual.
  • Cerrar la actividad leyendo las respuestas y comentando qué respuestas se aproximaron más al texto.

3. Ticket de salida: Estrategia para verificar aprendizajes esenciales y la comprensión de la totalidad de los estudiantes. Se realiza al final de cada clase.

  • Realizar preguntas generales a los alumnos enfocadas en el objetivo de aprendizaje y habilidad de la clase. Estas pueden ser una, dos o tres y realizarse en cualquier asignatura. En este colegio en primero básico utilizan las “tarjetas preguntonas” de manera oral. En otros cursos se hace de manera escrita donde pueden registrar dos cosas que aprendieron de la clase o dos cosas que no hayan quedado claras.

Ejemplos de tarjetas preguntonas:

¿Qué aprendí hoy?

¿Para qué sirve eso?

¿Qué palabra clave aprendí?

  • Separar las respuestas obtenidas en logradas y no logradas. Según el nivel de logro de la clase, decidir si retomar esa materia con todo el curso o con los estudiantes atrasados la clase siguiente.

4. Gira y discute: Estrategia para trabajar en parejas, cada alumno da su respuesta personal y comparte con el compañero en un tiempo dado por la profesora. Cuando se acaba el tiempo comentan con el curso si llegaron a consenso o a qué conclusión llegaron luego de lo conversado.

Impacto

Al comienzo, para los profesores del Espíritu Santo utilizar estas rutinas fue un trabajo sistemático y lento de visualizar en la clase. Sin embargo, una vez implementadas, han notado avances constantes. Los niños se acostumbran y lo incorporan a su día a día de forma transversal y se les logra enseñar un método de cómo pensar.

Estas rutinas han funcionado como herramienta esencial para los niños más introvertidos, muestran mayor desplante para exponer sus ideas y opiniones en grupo y para trabajar en equipo.

En los años de implementación han visto mayor entusiasmo de los niños en clases, ellos mismos recuerdan a los profesores el uso de las diferentes estrategias.

En el caso de la asignatura de lenguaje específicamente les ha ayudado para trabajar y reforzar la inferencia al leer un texto.

Para comentar y/o calificar, accede con tu email aquí.

Comentarios
Calificación
Cargando...