Por favor, espere...

Recursos

Colegios SIP

Organización de la enseñanza y retroalimentación en línea

Introducción

Teresa Lagos, directora del Liceo Bicentenario Italia, describe a continuación cómo se han organizado para la enseñanza a distancia y las estrategias de retroalimentación en línea que están utilizando para monitorear la evolución de los aprendizajes de sus estudiantes.

 

Organización inicial

Se realizó una encuesta a los profesores sobre su conectividad y el manejo de Google Classroom, plataforma que ya utilizaban algunos, previo a la pandemia. Con los resultados pudieron apoyar a los que tenían menos experiencia y se aseguraron que todos se pudieran conectar.

A mediado de marzo se comunicó a los alumnos y apoderados  que se comenzaría a trabajar en línea a través de esta plataforma. A los padres se les solicitó apoyo para motivarlos con las tareas que se enviarían.

Nueva arquitectura metodológica

Ante el cambio en las horas de sueño, el agotamiento parental y el alto nivel de ansiedad,  provocados por la cuarentena,  el Liceo desarrolló una nueva arquitectura que consistía en un trabajo asincrónico en el que los estudiantes realizarían sus actividades en el momento que más les acomodara.

El foco fundamental de esta medida era evitar la deserción y, por lo tanto, aumentar la brecha. Es por ello que el trabajo se desarrolló bajo un espíritu de colaboración, en que profesores y alumnos entendían que podía haber aciertos y errores en este nuevo proceso de aprendizaje.

Con la presentación del plan de priorización curricular del Ministerio de Educación, se concentraron en avanzar con todos los estudiantes para que desarrollaran los aprendizajes esenciales. Se ajustaron las planificaciones con el foco en la evaluación y retroalimentación y se abordó la contención emocional a través de los profesores, quienes asumieron un rol de tutores de resiliencia y acompañamiento a sus estudiantes.

Antes de trabajar con el nuevo curriculum, en todos los colegios de la red SIP se hizo una evaluación del aprendizaje a distancia hasta mediados de junio, considerando las dimensiones socioemocional y académica.

Con la priorización, se ajustaron los tiempos y distribuyeron las asignaturas manteniendo el foco en el trabajo asincrónico. Generaron una estructura de formación integral incluyendo todas las asignaturas y siendo flexibles con la situación de las familias del liceo.

Se establecieron cuatro horas diarias mínimas de actividades, que incluyen trabajo personal con cápsulas de video y reuniones por Google Meet con trabajo sincrónico con sus profesores en un calendario conocido por todos.

Se monitorea a los estudiantes semana a semana y se registra en una planilla su participación y asistencia. Los alumnos con índices descendidos son contactados por los orientadores para saber las razones y así poder apoyarlos.

Estrategia de portafolio

Con el fin de diseñar un proceso evaluativo que fuera justo, brindando a todos oportunidades equivalentes y que favoreciera la permanencia de los estudiantes dentro del sistema escolar crearon el portafolio.

La estrategia del portafolio mide la evolución de una materia en un tiempo determinado para cada estudiante. Es fácilmente integrable en el proceso de enseñanza, permite articular el conocimiento y aprendizaje, que profesores y apoderados reflexionen el nivel de logro a partir de evidencias y aspectos concretos y promueve que el estudiante tome conciencia de los materiales que mejor evalúan sus avances en los contenidos.

Para su implementación, cada departamento elige los elementos claves y trabajos que va a integrar indicando con un símbolo qué tareas son para el portafolio. Se organiza uno por asignatura y el estudiante agrega los trabajos que el profesor le indicó.

Consistirá en diferentes tareas, unas de ejercitación acompañadas de respuestas y otras para guardar en el portafolio. El estudiante la hace, la envía, el profesor la retroalimenta y el alumno la puede volver a enviar corregida.

El trabajo a distancia es formativo con foco en la retroalimentación, lo que permitirá, en el momento dado, certificar los aprendizajes de los estudiantes en cada asignatura para su promoción al finalizar el año escolar.

Algunos ejemplos de retroalimentación a distancia

1. Formulario: los alumnos obtienen automáticamente su puntaje y conocen las respuestas correctas e incorrectas. La retroalimentación se hace grupal a través de Google Meet. Donde se revisan las respuestas correctas, por qué lo son y los errores más comunes.

2. Actividades escritas: se realiza un feedback personal a través de mensaje por Google Classroom (también se puede realizar a través de correo electrónico). Se entrega una rúbrica especificando qué se evalúa y los puntajes asignados con una descripción de la respuesta esperada. Con Google Talk se pueden hacer comentarios de forma oral y el estudiante puede escuchar lo que tuvo bueno, malo y en qué puede mejorar. Muchas veces en estos comentarios el profesor les pone una pregunta para que reflexionen más allá de la respuestas.

3. Videos explicativos: se realizan cuando se repite muchas veces un determinado error y se sube en la siguiente semana de lecciones con la explicación adecuada.

4. Cápsulas de video: los profesores las realizan a partir de las respuestas más descendidas de los tickets de salida.

5. Sesiones a través de Google Meet: reuniones para trabajar en conjunto con grupos más pequeños.

Video de Directora

En el video adjunto puedes ver la presentación completa de Teresa Lagos, directora del Liceo, en el Webinar “El desafío de la retroalimentación – estrategias para realizar de manera remota” de la red de Liceos Bicentenario.

Para comentar y/o calificar, accede con tu email aquí.

Comentarios
Calificación
Cargando...